QUÍMICAS Unidad Técnica de Calidad

Ir a contenido Ir a Estudios, Gobernanza y organización
Logo UA
Realizar búsqueda
Menú
Servicios
Logo Unidad Técnica de Calidad   Unidad Técnica de Calidad
Unidad Técnica de Calidad

QUÍMICAS

 

Plan Nacional de Evaluación de la Calidad de las Universidades
(Convocatoria 1996)

 

INFORME FINAL DE LA EVALUACIÓN DE LA TITULACIÓN DE LICENCIADO EN QUÍMICA


I.- PLAN DE TRABAJO DEL COMITÉ DE TITULACIÓN


El Consejo de Universidades acordó, en septiembre de 1995, proponer al Gobierno un Plan Nacional de Evaluación de la Calidad de las Universidades. La Orden de 21 de febrero de 1996 (BOE de 28 de febrero de 1996) establece que el Secretario General del Consejo de Universidades será el responsable de la gestión y coordinación del Plan Nacional de Evaluación, para lo cual contará con la asistencia de un Comité Técnico y una Oficina de Gestión. De acuerdo con las indicaciones que se reseñan, el proceso de evaluación requiere la elaboración de los siguientes documentos:


  1. Documento de autoestudio. Incluye el cumplimiento de los protocolos de docencia, investigación y gestión, señalando los puntos fuertes y débiles, y propuestas concretas para mejorar la calidad de la Institución.
  2. Documento de evaluación externa. En este punto un grupo de expertos externo analizará la calidad de la Universidad.
  3. Informe final de evaluación.
  4. Informe sobre cada proyecto de evaluación.
  5. Informe sobre la calidad de las universidades.

 

El Comité de Evaluación de la Titulación de Químicas fue nombrado por la Universidad de Alicante, a través de sus mecanismos internos. Este Comité optó por iniciar las reuniones ampliándolo a los directores de todos los departamentos implicados, así como a los alumnos y PAS, e incluso se trató el asunto en una Comisión Permanente de la Facultad. Sin embargo, se estimó que sería más operativo que una Comisión más reducida elaborara un borrador como documento de partida. Dicho borrador fue elaborado por el Comité de Titulación y sometido a la opinión de los departamentos y Consejo de Alumnos y representantes del PAS. Los representantes de alumnos y del PAS fueron nombrados por el decanato y, a pesar de la publicidad que se dio al tema, no se lograron los resultados apetecidos en cuanto a la participación de los distintos estamentos, como se puso de manifiesto en las audiencias con el Comité de Evaluación Externa (CEE), a las que acudieron pocos alumnos y PAS. Por ello, se está de acuerdo con la valoración de dicho Comité en el sentido de que la representación de los colectivos mencionados debería ser propuesta por ellos mismos y no por los órganos directivos, aunque esta fórmula tampoco daría, necesariamente, buenos resultados dada la poca disposición mostrada por estos colectivos en otras fases del proceso.


El CEE indicaba en su informe que "No hay que olvidar que, para las Titulaciones, someterse a procesos de autoevaluación debería ser una decisión voluntaria y consensuada. Cuando no se cumple alguna de esas dos características y alguien no está convencido totalmente de la participación se puede producir una descompensación o bien, claramente, una obstrucción del proceso. Estas consecuencias serán tanto mayores cuanto más sean los colectivos no implicados. Por ello, es preciso que los responsables de la Titulación de Químicas de la Universidad de Alicante intenten hacer un esfuerzo de integración de la mayor parte de los colectivos e individuos para poder llegar a buen puerto en el resto del proceso tanto en lo que se refiere a la redacción del informe final de evaluación como, sobre todo, la puesta en marcha de las acciones de mejora que de él se deriven".


Desde el decanato siempre se ha interpretado que era la Titulación de Químicas la que se sometía al proceso de auto-evaluación, y que así lo harían también los departamentos que imparten docencia en ella, pero sólo aquellos que lo desearan. Aunque se animó a los mismos a participar en el proceso, en todo momento se respetó su decisión hasta el punto de no incluir sus datos y pese a que éstos figuran en la Memoria de Investigación de la Universidad.


El proceso de auto-evaluación no ha hecho más que comenzar. Existe una voluntad por parte del Decanato de la Facultad de Ciencias, y de todos sus miembros, de mantener un debate permanentemente abierto sobre todos los aspectos que se mencionan en el Informe. Dicha voluntad se ha reflejado en el establecimiento de un calendario de futuras actuaciones (algunas ya realizadas), así como la creación de una comisión de seguimiento, que se detallarán más adelante.


A este respecto, en las audiencias públicas algunas personas indicaron que convendría haber distribuido el Autoinforme de evaluación con más tiempo y haber programado audiencias públicas con diversos colectivos. No obstante, tales sugerencias pueden ponerse en marcha en cualquier momento puesto que el proceso de evaluación y mejora no ha hecho más que comenzar.


La Comisión se ha reunido en distintas ocasiones, y en primer lugar se solicitó a los departamentos de la Titulación la aportación de una serie de datos relativos a sus peculiaridades docentes, investigadoras y de gestión. La participación de los departamentos ha sido algo desigual. Así, mientras que algunos departamentos han demostrado un gran interés, otros no han asistido a ninguna reunión de la Comisión. Sin embargo, se puede decir que, en general, el grado de colaboración ha sido satisfactorio.


II.- ELABORACIÓN DEL DOCUMENTO DE AUTOEVALUACIÓN

 

Una vez recogidos los datos básicos se ha reunido la Comisión de la Titulación, que se ha extendido a todos los directores de departamento. En estas reuniones se han discutido los borradores de los informes elaborados por la comisión reducida. En todo este proceso hay que destacar la dificultad en la recogida de determinados datos, así como la disparidad de los mismos en función de las fuentes consultadas.


En definitiva, este proceso de autoestudio se concluyó en un Autoinforme, de cuyo contenido presentamos el Índice:


III.- PROCESO DE EVALUACIÓN EXTERNA

 

Se ha de destacar en este punto el gran interés y profesionalidad demostrados por los miembros de Comité de Evaluación Externa (CEE), así como lo oportunidad y valía de la mayoría de sus opiniones y sugerencias, que han enriquecido notablemente todo este proceso y que han contribuido de una manera concluyente a la clarificación de muchos aspectos y a la elaboración de este Informe final, tanto en el fondo como en la forma.


Como reconocía el CEE en su informe, hay que poner de manifiesto el alto grado de colaboración de los responsables de la Titulación y los miembros del Comité de Evaluación de Químicas en facilitar el trabajo del Comité de Evaluación Externa. Por otro lado, la amabilidad y la cordialidad en el trato resultaron especialmente gratificantes para los miembros del Comité. Ello se vio reflejado en el rápido cumplimiento de sus peticiones de documentación adicional y en el ofrecimiento de la misma aún no habiendo sido requerida. Además, el Comité de Evaluación Externa dispuso en todo momento de un lugar aislado y tranquilo, en el que pudo celebrar tanto las audiencias como sus reuniones internas.


En cuanto al desarrollo de las audiencias, en línea con lo anterior, tanto el Equipo Directivo como el Comité de Autoevaluación hicieron un importante esfuerzo por cumplir los criterios marcados por el Consejo de Universidades. No obstante, y a pesar del esfuerzo, la asistencia a las audiencias fue desigual.


Aparte de la reunión inicial de presentación con el Comité de Autoevaluación y de la reunión final con el mismo Comité para la presentación de las primeras impresiones del Comité Externo, se realizaron 7 audiencias. Éstas eran las previstas, con la salvedad de la Audiencia pública que no pudo llevarse a cabo por falta de asistencia, a pesar de la publicidad dada.


IV.- INFORME FINAL

 

El presente Informe es el resumen de los documentos de Autoevaluación (DAE) y Evaluación Externa (DEE). Este documento recoge los puntos fuertes y débiles destacados en el DAE, incluyendo las conclusiones del DEE, e indicando las acciones que ya se han puesto en marcha para corregir algunos aspectos susceptibles de mejora, así como las iniciativas adoptadas para el seguimiento de los resultados de las mismas.


Este documento se ha estructurado siguiendo, punto a punto, las recomendaciones del Informe de Evaluación Externa, indicando la procedencia de la medida apuntada. Se han comentado las sugerencias resultantes de la evaluación externa y, finalmente, han sido elaboradas unas series de puntos fuertes y débiles de los distintos apartados, así como las estrategias a seguir para mejorar los puntos débiles.


Para la redacción de este documento se ha seguido el mismo procedimiento que en el caso del documento de Autoevaluación: se ha remitido toda la información a los departamentos implicados, se ha dado un plazo para que aporten la documentación solicitada, y la Comisión ha elaborado un borrador de informe final que se ha remitido a los departamentos y distintos estamentos de alumnos y PAS de la Titulación. Tras las sugerencias recibidas en un período de 15 días, se ha elaborado el presente Informe final.


V.- VALORACIÓN DE LA ENSEÑANZA

 

En resumen, se podrían destacar dos tipos de puntos débiles. En primer lugar, aquellos cuya solución se encuentra en gran medida en manos de la Facultad y para los que se van a tomar las medidas oportunas, y aquellos cuya solución no depende directamente de la Facultad y para la que también se va a instar a los organismos competentes para que provean los recursos necesarios.


Puntos débiles:


  1. No hay comprobación del grado de consecución de los objetivos propuestos.
  2. En los programas de las asignaturas no están explícitos los objetivos.
  3. Relación profesor/alumnos muy baja para la elevada experimentalidad de la Titulación.
  4. Desequilibrio en la disposición de tiempo por parte de los alumnos debido a la no adecuación de los recursos materiales y humanos a las necesidades de los programas y horarios de clases prácticas.
  5. Falta de itinerarios predefinidos.
  6. Ausencia de cultura de asistencia del alumno a las tutorías, salvo en períodos próximos a exámenes.
  7. Escasa participación de los alumnos a las clases, que son fundamentalmente de tipo magistral.
  8. Desconocimiento del trabajo personal que implica el estudio personal de cada materia por parte del alumno.
  9. Falta de criterios generales en la evaluación de los alumnos (tipos de exámenes, criterios de valoración/corrección de los mismos, períodos para revisión de exámenes...).
  10. Mucha disparidad en la publicidad de los resultados de los exámenes y, en algunos casos, ningún cuidado en preservar la privacidad de los resultados de los alumnos.
  11. Ausencia de orientación laboral o profesional para los alumnos.
  12. Excesivo número de profesores asociados que, a veces, es difícil que se adecuen a las necesidades.
  13. Aulas de Facultad escasas, y alumnos con clases en aulas esparcidas por todo el campus.
  14. Presupuestos insuficientes para gastos docentes que se vienen subsanando con fondos de investigación.
  15. Según indica el CEE, "los alumnos señalan un buen número de quejas, algunas puntuales de una determinada asignatura o profesor y otra más profundas y generales, sintiéndose desprotegidos ante la falta de canalización de las mismas, ya que no consideran adecuados los cauces de los Consejos de Departamento o las Juntas de Facultad".

Puntos fuertes:


  1. Establecimiento de períodos sin clase para la realización de exámenes.
  2. Existencia y regulación de horarios de tutorías, aunque generalmente se atiende al alumno también cuando consulta fuera del horario establecido.
  3. Alto grado de cumplimiento de los programas de las asignaturas.
  4. Trabajos prácticos elaborados por los alumnos.
  5. Calendario de exámenes definido y disponible a la hora de la matrícula del alumno.
  6. Tasa de éxito importante en las asignaturas optativas.
  7. Mejora en los resultados (más alumnos que se presentan y menos pendientes) debido, quizás, al establecimiento del numerus clausus.
  8. Acogida por parte del decanato y alumnos de cursos superiores a los alumnos de nuevo ingreso.
  9.  Especial cuidado en la asignación del profesorado (la mayoría de las asignaturas de los primeros cursos tienen asignados a CU y TU como profesores responsables). En particular, como indica el CEE, habría que considerar la excesiva participación de los becarios de investigación en la docencia práctica de laboratorio, que, en algún caso, puede llegar incluso a las 100 horas por curso académico.
  10. La inmensa mayoría de profesores ayudantes y asociados son doctores.

  11. Instalaciones adecuadas (biblioteca...) y recursos adecuados (audiovisuales, bibliográficos...).

Como conclusión, se plantean las siguientes estrategias de mejora:


  1. El Comité de Evaluadores Externos opina que la Comisión de Docencia presidida por el Decano o persona en quien delegue, y formada por cuatro profesores y cuatro alumnos, debería ocuparse de canalizar las quejas de los estudiantes, de la revisión del logro de los objetivos generales y debería tener la agilidad suficiente para pulsar el ambiente y detectar deficiencias, aportando soluciones rápidas.
  2. Llevar a cabo la revisión de los programas. El Decanato puso en marcha en torno al mes de abril la revisión del Plan de Estudios y de los programas de las asignaturas sugiriendo para su elaboración la inclusión de objetivos, contenidos, metodología, evaluación, bibliografía, tiempo requerido por el alumno para su preparación, etc. así como su publicación.
  3. Establecer recursos para que la relación profesor alumno sea de 1/10 en las clases prácticas, y mayor dotación de recursos analíticos e instrumentales.
  4. Optimizar recursos y horarios, que permitan una mayor disposición de tiempo para el trabajo personal del alumno.
  5. Establecer itinerarios predefinidos y revisar la posibilidad de poder impartir asignaturas con un número de alumnos reducido, siempre que se encuadren en los itinerarios.
  6. Fomentar el hábito de asistencia a las tutorías por parte de los alumnos.
  7. Unificar criterios en la evaluación de los alumnos (tipos de exámenes, corrección y valoración) y tiempo de publicidad de los resultados, revisión de los exámenes...
  8. Potenciar e institucionalizar actividades de orientación laboral y profesional de los alumnos.
  9. Potenciar e institucionalizar actividades que animen a la participación de los alumnos en los órganos de representación con especial protagonismo de la Comisión de Docencia.
  10. Potenciar el análisis y evaluación de la calidad de las asignaturas por parte de los alumnos que las han cursado. Sería conveniente, según los Evaluadores Externos, mantener la evaluación de la docencia mediante el sistema de encuestas anónimas a las que responderían los alumnos sobre cada profesor, en el contexto de lo que, también, se hace en un buen número del resto de las Universidades españolas. Estas encuestas ofrecen, como mínimo, la posibilidad de que, analizadas convenientemente, el profesor haga una reflexión sobre lo que sus alumnos piensan de su labor y pueda corregir posibles defectos en los que no había reparado. Estas encuestas darían también una información interesante sobre un determinado curso, un Departamento o la Licenciatura como conjunto.
  11. Revisar el número y adecuación de los profesores asociados.
  12. Intentar que los alumnos no tengan que moverse por distintas aulas repartidas por el campus.
  13. Conseguir una mayor dotación para equipamiento docente.
  14. Finalmente, destacar cuatro actuaciones que deberían llevarse a cabo con respecto al profesorado, a juicio del Comité de Evaluadores Externos:

  1. La necesidad de ajustar la contratación de Profesores Asociados al espíritu de la LRU.
  2. La necesidad de que el Documento de Plantilla reconozca una realidad: es imposible, de todo punto, no sólo asegurar una buena docencia, sino incluso la seguridad física de los estudiantes, con una relación de 33 alumnos por profesor en los Laboratorios de Química, como contempla dicho documento.
  3. La necesidad de reducir la participación en la docencia práctica de laboratorio a los becarios de investigación, a los que los Departamentos tienen que recurrir para paliar los problemas indicados en el punto anterior. La participación de los becarios en la docencia puede llegar a ser en algún caso 100 horas por curso académico.
  4. La necesidad de regular las salidas del profesorado a otros centros de investigación, incluidos los años sabáticos, para completar y actualizar su formación. En la actualidad, estas salidas sólo pueden hacerse concentrando la docencia en un determinado cuatrimestre y contando con relaciones de amistad entre compañeros, pues se basan en favores personales.
 

En estos momentos se va a abordar la posible reforma del plan de estudios para su adaptación a las nuevas recomendaciones, que serán atendidas en su totalidad y además se va a estudiar la posibilidad del cambio a cinco años (primer ciclo de tres años y segundo de dos), ya que se ha detectado una carga excesiva en los alumnos. Remitimos a las págs. 12-13 del Informe de los Evaluadores Externos en que se aborda este tema.


Finalmente, destacaríamos el hecho de que la elaboración de este Informe ha permitido la reflexión sobre muchos de los aspectos de la docencia de esta Titulación, y contrastarla con la opinión de expertos externos lo que, sin duda, contribuirá a poner remedio a algunas de las deficiencias observadas.


VI.- VALORACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN


Como indica el CEE, la investigación desarrollada en la Titulación de Químicas de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Alicante podría calificarse, de forma genérica, como muy buena, tanto por los temas de investigación desarrollados, como por los resultados de la misma: número y calidad científica de los Trabajos publicados, Tesis Doctorales, Comunicaciones Científicas a Congresos y Simposios, etc. Sin embargo, es de destacar una contribución desigual por parte de los ocho departamentos evaluados en la Titulación. Así, mientras algunos pueden ser considerados como de "élite", otros presentan un menor nivel investigador. Algunos no han cumplimentado el Protocolo de Investigación del Informe de Autoevaluación o lo han cumplimentado parcialmente. Un punto muy importante a señalar es el enorme volumen de recursos aportados desde el exterior por la Titulación de Químicas, que llega a superar el 35% del total generado por todos los departamentos de la Universidad de Alicante.


Puntos débiles:


  1. La existencia de una excesiva carga docente que repercute en la dedicación a la investigación.
  2. La excesiva carga administrativa para los directores de los grupos de investigación.
  3. La falta de partidas presupuestarias dedicadas al mantenimiento de los aparatos utilizados en la investigación.
  4. La falta de personal investigador permanente con dedicación exclusiva a esas tareas.

Puntos fuertes.


  1. La colaboración entre áreas para desarrollar proyectos de investigación conjuntos.
  2. El buen funcionamiento de la OTRI en lo referente a la canalización de la información, publicación, gestión, publicación del resumen anual...
  3. El apoyo que se presta a la docencia compartiendo recursos de proyectos de investigación.
  4. Las buenas relaciones con las empresas del entorno, tanto provincial como nacional para el desarrollo de proyectos de investigación.
  5. El elevado número de proyectos y contratos de investigación de los departamentos, y las elevadas tasas de éxito en proyectos y becas. También, la alta calidad de la investigación realizada.
  6. Según el CEE, todos los estamentos encuestados coinciden en afirmar que el tiempo dedicado a la investigación no va en detrimento del dedicado a la enseñanza. En este sentido, a la pregunta del tanto por ciento que consideran que el personal de los diferentes departamentos de la Titulación en Química dedica al trinomio docencia/investigación/gestión, aunque no hay unanimidad de criterios, el que prevalece es 45%/45%/10%.
  7. El Comité de Evaluación Externa, en su informe, destaca el excelente ambiente de trabajo detectado en su visita a los laboratorios de investigación de los diferentes departamentos, especialmente en aquéllos de mayor producción científica.

Al igual que en el punto anterior, la principal mejora necesaria es la dotación de personal investigador y de apoyo, así como la dotación de espacio físico, aunque este aspecto se resolverá en un futuro próximo cuando esté disponible el Centro de Tecnología Química de Alicante en la Universidad. El aumento de la capacidad en infraestructura (principalmente grandes equipos, aunque sea a través de los Servicios de Investigación de la Universidad) también mejorará sensiblemente la capacidad de investigación.


Como se indicó en el Autoinforme, el protocolo de evaluación parece, en principio, adecuado, aunque dada la situación actual en relación a la disposición de los datos solicitados ha requerido mucho tiempo para su cumplimiento. No obstante, con un control adecuado su cumplimiento se facilitaría notablemente. El aspecto más negativo del mismo es que la clasificación de revistas donde se publican los artículos generados no responde a ninguno de los criterios actualmente utilizados. Revistas de primera línea se han incluido en el bloque B, y en algunos casos ni siquiera figuran en el listado. Este hecho puede incidir negativamente en la evaluación de algunos departamentos experimentales. En esta misma línea se manifestó el CEE.


En resumen, se podrían plantear las siguientes estrategias de mejora:


  1. Reducir la carga docente, de modo que se pueda dedicar mayor parte de tiempo a las tareas investigadoras.
  2. Dotar los medios necesarios para descargar de tareas burocráticas a los investigadores.
  3. Establecer partidas presupuestarias dedicadas al mantenimiento de los aparatos utilizados en      investigación.
  4. Mejorar los aspectos relacionados con la gestión y administración de la investigación (llevar un registro de los proyectos solicitados...).
  5. Informar a los alumnos sobre los proyectos de investigación que se realizan en los departamentos (se quejan de que a veces se enteran por la prensa de trabajos interesantes de sus profesores), becas de investigación...
  6. Todos los estamentos están de acuerdo en que el número de los miembros del Personal de Apoyo a la Investigación debería aumentar.

VII.- VALORACIÓN DE LA GESTIÓN


Puntos débiles de la gestión:


  1. Escasez general de recursos para la gestión adecuada de los aspectos relacionados con la investigación, docencia en la Titulación. Faltan recursos y personal dedicado a las funciones administrativas, apoyo a la investigación, etc., en todos los departamentos.
  2. La carencia de unos baremos y criterios objetivos, completos y únicos, para la contratación de personal, que sean conocidos por todos los interesados con anterioridad a cualquier convocatoria, que aseguren la igualdad de oportunidades y permitan a los posibles candidatos planificar su curriculum de acuerdo con sus objetivos. Hay que destacar que ésta no es una carencia específica de la Titulación de Químicas sino que es una deficiencia muy importante en la práctica totalidad de la administración pública.
  3. La falta de unos cursos específicos de formación del profesorado y PAS en las distintas funciones que deberían desarrollar.
  4. En lo que se refiere a bibliotecas, el CEE indica en su informe que la de la Titulación de Químicas, fue calificada en algunas entrevistas como "la gran olvidada de la Titulación". Muy automatizada, posee una capacidad de 130 puestos, lo cual, en principio, resulta insuficiente, estando prácticamente saturada, pues es muy utilizada por el alumnado, por lo que debería tratarse de ampliar. De los, aproximadamente, 20.000 volúmenes existentes, 13.000 se encuentran en los departamentos. En este sentido algunos alumnos se quejaron de la poca accesibilidad a las obras que se encuentran en los mismos. También hay que resaltar que, aunque existen otras bibliotecas en el Campus, y la Central dispondrá de 1.700 puestos de trabajo, la utilización de éstas supone el desplazamiento del alumno, lo que en el caso de una consulta bibliográfica durante la realización de unas prácticas de laboratorio resulta prácticamente inviable.
  5. Según expresa el CEE en su informe, a pesar de que existe una corriente de opinión generalizada sobre la importancia de cuidar los aspectos docentes y se desarrollan programas de formación del profesorado universitario promovidos por el ICE, esto no se plasma en el reconocimiento de la necesidad de establecer programas de formación y perfeccionamiento docente. Este tipo de actividad es reclamada tanto por los estudiantes como por los profesores noveles, mientras que los profesores expertos manifiestan su indiferencia o, incluso, su negativa a este tipo de iniciativas. Asumiendo la idea de que siempre es posible la mejora y más en una actividad como la universitaria, la Titulación podría potenciar la participación en estos programas de formación y perfeccionamiento docente.

Puntos fuertes de la gestión:


  1. Las excelentes relaciones existentes entre todos los estamentos de gobierno y administración de la Titulación, Departamentos, Universidad y Alumnos.
  2. La alta preocupación de los miembros de la Secretaría de la Facultad por el desempeño de las funciones administrativas y en especial por la atención al alumno. También hay que destacar su espíritu de colaboración y disposición para la realización de distintas pruebas piloto en relación a la informatización de la matrícula y otras tareas administrativas.
  3. El espíritu de colaboración y preocupación por todos los problemas de la Titulación, funcionamiento de laboratorios, bibliotecas, administración de los departamentos, etc., demostrado por los miembros del PAS de la Titulación.
  4. El Comité de Evaluadores Externos reconoce, como característica general muy positiva, la limpieza en todas las instalaciones de la Titulación, tanto en zonas de utilización general, como docentes e investigadoras.
  5. A juicio del CEE, existen bibliotecas departamentales muy bien ubicadas, y generalmente bien dotadas en revistas científicas, aunque están orientadas a la investigación.
  6. Igualmente el CEE considera que los laboratorios de clases prácticas están bien dotados y tienen suficientes campanas extractoras de gases, aunque en algunos casos resultan insuficientes para acoger el elevado número de alumnos de ciertas disciplinas.
  7. El CEE también indica que, en lo que se refiere a la estructura investigadora y con independencia de los Servicios Centralizados de Investigación, la mayoría de los departamentos de la Titulación posee una estructura muy buena que, aparte de los campos específicos de su investigación, cubre la mayoría de las técnicas instrumentales necesarias para una Titulación como la evaluada.

Estrategias de mejora:


  1. Mantenimiento y consolidación de los aspectos expresados como puntos fuertes.
  2. Búsqueda de recursos de Personal de Apoyo a la Investigación.
  3. Tener en cuenta los Protocolos de Evaluación para proceder a un registro de actividades que facilite evaluaciones posteriores.
  4. Establecimiento de perfiles y baremos para la contratación del personal.
  5. Potenciar los cursos de perfeccionamiento desde la Titulación.

VIII.- A MODO DE CONCLUSIÓN


Todas las reflexiones y análisis realizados en este Informe se podrían concretar, teniendo en cuenta las indicaciones del CEE, en un Plan de Calidad que incluya programas asociados de mejora de la calidad de la enseñanza, la investigación y la gestión con acciones tales como las siguientes:



  • Coordinación de programas y contenidos. Funcionamiento de las comisiones correspondientes con participación de profesores de todos los departamentos y de los estudiantes.
  • Maximización de esfuerzo e iniciativas docentes a través de la comunicación de las estrategias docentes utilizadas por los diversos departamentos y del uso compartido de infraestructura docente.
  • Diseño de normativas consensuadas de exámenes.
  • Debate sobre el papel de las tutorías y posibilidad de ampliar y/o modificar sus contenidos.
  • Difusión de los contenidos de investigación de los diversos grupos. Seminarios abiertos de explicación para los profesores y los estudiantes.
  • Aprovechamiento de las experiencias promovidas desde el Rectorado (ej.: la experiencia piloto de automatrícula por ordenador requeriría la generación de mecanismos de regulación y evaluación).
  • Potenciación de los canales de representatividad de los estudiantes. Mayor implicación de éstos en las actividades de la Facultad (por ejemplo, institucionalizar charlas de orientación a los recién ingresados que bien pudieran impartir estudiantes de cursos superiores).
  • Potenciación de la implicación del Personal de Administración y Servicios en las actividades de la Facultad.
  • Incremento del Personal de Ayuda a la Investigación.
  • Reducción de la carga docente del profesorado para aumentar su dedicación a la investigación.
  • Establecer la normativa que regule los permisos y sustituciones entre el profesorado.
  • Optimizar los programas de formación y perfeccionamiento del personal docente y de administración.